miércoles, 26 de febrero de 2014

Memorias de un hombre en pijama, de Paco Roca

Título Memorias de un hombre en pijama
Autor Paco Roca
Editorial Astiberri
Edición 2011
Páginas 137
ISBN 978-84-15163-31-2

Sinopsis
Paco Roca, ganador del Premio Nacional del Cómic de 2008 por su obra Arrugas (Astiberri, 2007), aborda la vida cotidiana de un cuarentón que por fin ha conseguido su sueño infantil: quedarse en casa todo el día con el pijama puesto. Con una considerable carga autobiográfica y un referente en la serie televisiva Seinfeld, el autor valenciano apela más a la sonrisa que a la carcajada. Estas Memorias de un hombre en pijama, donde en ocasiones también tienen cabida reflexiones de corte más serio, describen en todo caso a Paco Roca como un atento observador de comportamientos propios y ajenos.

Después de un inicio de semestre de lo más estresante y de par de semanas dedicadas exclusivamente a la universidad, aún con faena por hacer, hoy he tomado la decisión de darme un pequeño respiro y dedicarme a leer algo que no tuviera nada que ver con mis estudios. Y ésta ha sido la opción elegida.

Conocí a Paco Roca leyendo su famoso cómic Arrugas, y tengo que decir que quedé encantada. Debido a esta primera toma de contacto tan satisfactoria, decidí buscar más obras suyas y ésta, por su nombre y su sinopsis, me llamaba la atención. No sabía muy bien por dónde irían los tiros y tenía miedo de que me resultara un poco pesada, pero al contrario, se trata de una lectura amena, cómica, en la que iremos viendo situaciones cotidianas por las que pasa el autor en solitario o junto a su pareja y amistades.

Lo interesante de este cómic es la capacidad que tiene Paco de reírse de sí mismo, además de reflexionar a partir de su día a día. En ocasiones nos encontraremos con tiras de lo más simplonas, en las que él mismo nos cuenta que lo más interesante que le ha pasado en su día ha sido el descongelar su congelador o darse de baja de una compañía telefónica. Pero, por otra parte, el autor nos brinda otras tiras que tienen breves reflexiones (me atrevería a decir que hasta con cierto punto de vista crítico) sobre la crisis de los cuarenta, la paternidad o sobre la importancia del trabajo en nuestra sociedad, que tantos sentimientos contradictorios nos provoca.


Precisamente, pero, considero que esta combinación entre humor, cotidianidad y reflexión que consigue el autor, a partir de tratar situaciones que nosotros también hemos vivido o conocido por personas conocidas, es lo que hace que sigamos leyendo, lo que nos mantiene atrapados en el cómic, pasando las páginas.

En definitiva, de lo poco que he leído de él y por las obras que conozco que ha publicado, considero que ésta tiene un registro completamente distinto al que Paco nos tiene acostumbrados. Por ello, aunque este cómic esté más orientado al humor, creo que no sería motivo para que pase desapercibido, ya que al fin y al cabo se trata de una obra que, además de entretenerte y hacerte pasar un buen rato, también te hará pensar un poco sobre tu propia vida.

3 comentarios:

  1. Pues va a haber que leerlo, porque aún no he leído nada de él y mucho oigo su nombre. Siendo de tono humorístico y con ese número de páginas dudo que se me haga pesado :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te ha llamado la atención, ya estás tardando :)

      Eliminar
  2. A mí, no sé si recordarás, me lo regalaron por mi cumpleaños y es maravilloso. Ya luego tú me recomendaste Arrugas y he de decir que admiro a este señor. :D ¡Buena aportación! Incitas a devorar cómics por la manera en que hablas de ellos. :_

    Me alegra mucho que hayas decidido relajarte un poco y sacar tiempo para ti y para tu blog, en definitiva, para desconectar. Ánimo y, aunque no sean tan frecuentes como te gustaría, sigue escribiendo entradas, que noh encantah. <3

    ResponderEliminar